INICIO SERVICIOS EQUIPO ARTISTAS EVENTOS CONTACTO  
 
 

 

TRABAJOS ANTERIORES
   
JESUS MARQUEZ  

No es corriente que, en un tiempo azarado por músicas atadas desde el consumo y para el consumo, aparezca una propuesta trabajada con parámetros distintos y sin los fines espurios y exclusivos del mercado. Digo que no es corriente, pero verán asombrados que es posible.
Hoy podría ser perfectamente el primer día de un nuevo camino en el decurso de la música en castellano, un día muy parecido a aquellos en los que las voces de Lluis Llach, Pablo Guerrero, Luis Pastor, Luis Eduardo Aute, Pablo Milanés o Silvio Rodríguez eran capaces de erizarnos la piel con composiciones rematadas con sencillez y de forma muy sobresaliente en el lazo perfecto de una melodía limpia junto a una letra capaz de ‘decir’… El músico como voz social y sensible, como parte inestimable e importantísima en la construcción de una sociedad nueva aupada por valores tangibles.

Y todo se ha fraguado, como los mejores vinos, a base del tiempo necesario [más de cuatro años de trabajo se encierran en este disco], trabando los mejores materiales [la voz polifacética y limpísima de Jesús Márquez, junto a su sabroso dominio de la guitarra y el escenario, y una selección muy inteligente de textos de los poetas contemporáneos con la voz más implicada en su tiempo] y con el cuidado del mejor enólogo musical posible: Paco Ortega.
El resultado es tan asombroso en lo musical como en lo que supondrá de principio en lo que podría darse en llamar ‘nueva trova española’,  poblada de canciones que no solo contienen un golpe de sensibilidad sonora, sino que llevan consigo un viento de tiempo nuevo en la palabra con la necesaria implicación del músico en la trama social de la que es parte fundamental y en la que tiene mucho que decir.

Y todo representado en la figura y en la voz particularísima de Jesús Márquez, un músico racial que ha luchado con su voz y su guitarra cada día de su vida desde los márgenes del mercado, consiguiendo ser parte de la gente común siendo su voz y su mejor expresión.
Hoy no nace una estrella, sino una voz humanista que parte del hombre y va hacia el hombre… algo tan singular, y a la vez tan sencillo, que debiera hacerse norma y camino.
Jesús Márquez es el comienzo brillante de una nueva percepción y uso de la música.
¡Bienvenido, amigo!

 

 
   
   
Te Veo Venir :: Comunicación/Prensa :: info@teveovenir.com